Cómo eliminar las pulgas en casa


Si últimamente notas que te pica el cuerpo, tienes algunas picaduras o ves pequeños bichos saltando por el sofá o por la ropa, lo más probable es que tengas pulgas en casa. Los que viven con perros ya saben el riesgo que supone sufrir una infección de pulgas, pero también hay casos en los que es posible tener pulgas en casa sin tener mascotas en ella, pues a las pulgas también les gusta mucho alimentarse de la sangre de las personas.

A continuación, explicaremos como saber si tienes pulgas en casa y de darse el caso, cómo debes actuar para eliminarlas. Debes saber que las pulgas se reproducen a una velocidad muy rápida y si no actuamos con urgencia podremos tener una auténtica plaga de pulgas en casa si no actuamos lo antes posible.

Cómo saber si hay pulgas en casa

Como ya hemos mencionado antes, no hace falta que tengas mascotas en casa para que aparezcan pulgas en ella. Basta con ir paseando por la calle para que las pulgas salten a tu ropa y se instalen en tu casa sin que te des cuenta.

La manera más habitual de darte cuenta de que tienes pulgas en casa es por los picotazos que verás en tu cuerpo. A diferencia de otros insectos, como los mosquitos, por ejemplo, que solo pican una vez, las pulgas suelen picar varias veces y en línea. Así que, si ves varias picaduras en tu cuerpo relativamente próximas entre ellas, seguramente tengas pulgas en tu casa.

También puedes ver fácilmente si hay pulgas con el simple hecho de observar. Las pulgas son pequeños parásitos que saltan y se mueven muy rápido, pero aun así se las puede ver. Si notas bichos de estas características en tu sofá, cama, ropa o alfombra, sin duda son pulgas.

Y en el caso de que tengas un perro, si notas que este se rasca mucho, muy probablemente tendrá pulgas, ya que estas prefieren alimentarse antes de los perros que de las personas.

▷ Remedios caseros para eliminar las pulgas en casa

Limpieza total

La mejor forma de eliminar las pulgas en casa es con la higiene general, es decir, haciendo una limpieza extrema de la vivienda. Las larvas de las pulgas se alimentan del polvo y de los excrementos de otros bichos, por lo que si pasamos la aspiradora con frecuencia no solo estaremos impidiendo que las larvas se alimenten, sino que también estaremos aspirando a las propias larvas de las pulgas.

Deberás aspirar a conciencia no solo el suelo, también las alfombras y las partes bajas de los muebles y demás sitios accesibles para las pulgas. Cuando termines de pasar la aspiradora saca la bolsa a la basura, así evitarás que las larvas de las pulgas salgan y vuelvan a reinstalarse en tu casa.


Aceite de neem y corteza de cedro

El aceite de neem lo puedes comprar en cualquier herbolario. Cuando lo tengas diluye una cucharada de este aceite en un litro de agua caliente y pulveriza toda la casa con esta mezcla, pero sobre todo pulveriza los sofás, sillones, alfombras y demás textiles.

Corteza de cedro

La corteza de cedro es otro repelente natural contra pulgas. Podrás coger cortezas de cedro de cualquier parque que haya cercano a tu casa. Luego distribuye las cortezas por toda la casa, repartiéndolas bien, pero sobre todo sitúalas sobre y bajo el sofá, la cama y los muebles.

Vinagre de manzana o de vino blanco

El vinagre elimina matando y atontando a las pulgas, siendo una de las formas naturales más baratas de mantener a estos insectos a raya. Puedes fregar el suelo de tu casa con agua y vinagre diluidas a partes iguales. Puedes usar tanto vinagre de manzana como vinagre de vino blanco. Además, también puedes colocar en cada habitación un cuenco con agua y vinagre otra vez a partes iguales. Si puedes pon mejor un cuenco que no sea muy alto, para que así a las pulgas les resulte fácil saltar dentro de él. Deja estos cuencos todo el día y la noche, verás que se han ido metiendo dentro ellas solitas. Vacía los cuencos y vuélvelos a rellenar para usarlos de nuevo, hasta que termines con la plaga de pulgas en la casa.

Sal

Las pulgas son parásitos que necesitan cierto grado de humedad para reproducirse, y la sal puede actuar como secante ambiental natural. Echa sal fina, la más fina que encuentres, por las alfombras y rendijas del suelo. En las alfombras puedes usar un cepillo para expandir la sal y que así esta penetre bien hasta el fondo de las fibras de dicha alfombra, que es donde se suelen esconder las larvas de las pulgas.

Puedes dejar la sal varios días o incluso durante una semana, y después aspírala con una aspiradora. Repite este proceso varias veces para deshacerte de todas las pulgas, de sus huevos y sus larvas.

Plantas repelentes para pulgas

Hay plantas que, gracias a su olor, tienen un fuerte efecto natural que repele a las pulgas. Puedes comprar algunas macetas con estas plantas y colocarlas por la casa. Las más efectivas son el tomillo, la menta, la albahaca, el romero, la lavanda, la salvia roja y el ajo.

▷ Remedios químicos para eliminar plagas de pulgas en casa

En los casos más extremos, en los cuales necesitamos resultados inmediatos eliminando las pulgas de la casa, tendremos dos opciones. Podemos llamar a una empresa especializada en plagas de insectos, que colocará un producto químico especial en la vivienda, nos pedirá que nos marchemos de ella durante unas horas (no podremos estar ni nosotros ni nuestras mascotas en el domicilio). Cuando haya pasado ese tiempo de seguridad, podremos volver a casa tranquilamente y ver como el producto insecticida ha terminado con la plaga de pulgas en casa.

La otra opción, es que nosotros mismos compremos el insecticida antipulgas y lo rociemos por la casa. Habrá que seguir las instrucciones del fabricante, donde seguramente ponga que tendremos que sacar de la casa a todos los habitantes y mascotas mientras aplicamos el producto químico.