Remedios caseros para las picaduras de pulgas


Hay gente que es más propensa que otra a que le piquen las pulgas, incluso sin tener mascotas estos insectos pueden aparecer en la vivienda. Si eres de este grupo de personas y ya estás cansado de que te piquen y de rascarte, sigue leyendo, te enseñamos los remedios caseros más efectivos contra las picaduras de pulgas, para que cualquiera pueda tratar este problema de una vez por todas.

Remedios para picaduras de pulga

Si sufres picaduras de pulgas, lo primero que debes hacer, antes incluso de aplicar cualquier remedio casero para tratarlas, es lavar la zona donde te haya picado la pulga con agua tibia y jabón neutro, y después secarte usando un paño, pero sin restregar, tendrás que dar pequeños golpecitos con el paño para así evitar que se irrite la zona de las picaduras. También es aconsejable tapar la roncha para así evitar rascarnos, ya que esto podría hacer que se infecten las picaduras.

Ahora sí, sabiendo esto, veamos los remedios caseros más eficaces para tratar las picaduras de pulga.

Té o manzanilla

Puedes utilizar cualquier tipo de té o manzanilla que tengas por casa como remedio casero para las picaduras de pulgas. Para ello solo tienes que calentar algo de agua, en una cantidad como si fueses a tomar una infusión, y ponerla en una taza junto con el saco de té. Ahora espera unos minutos, quita el saco de la taza de té y deja que esta se enfríe hasta que esté a temperatura ambiente.

Entonces, empapa una gasa con el té y aplícalo sobre las picaduras de pulga haciendo movimientos suaves para no irritar la zona afectada. Cubre las picaduras con un vendaje y repite esta operación varias veces al día.

Aloe vera

No podía faltar esta planta como remedio cutáneo. El aloe vera tiene propiedades cicatrizantes naturales que calmarán el picor y la hinchazón de las picaduras de pulgas en pocos minutos. Si tienes una planta, solo tienes que cortar un tallo, retirar su gel y aplicarlo sobre la zona donde te han picado. Si en vez de tener una planta de aloe vera lo que tienes es un bote con dicho gel, el procedimiento será aún más sencillo, pues solo tendrás que extraer un poco de gel del bote y aplicarlo en las picaduras de pulgas.

Cuando veas que la piel ha absorbido el líquido de aloe vera, notarás una rápida calma en la piel. Puedes repetir este proceso en varias ocasiones al día.


Hielo

El remedio casero más sencillo del mundo contra las picaduras de pulga es el hielo. Más rápido y fácil imposible. Solo tienes que envolver un poco de hielo en un paño limpio y ponerlo sobre la zona afectada ejerciendo un poco de presión, rápidamente notarás alivio y verás que la inflamación baja.

Miel

No es nada nuevo, la miel se lleva usando desde hace cientos de años para curar heridas en la piel, pues es un muy buen antiséptico natural. Puedes consumirla o usarla de manera tópica, lo cual te brindará un alivio instantáneo. Si la aplicas sobre las picaduras de pulgas déjala actuar durante 10 ó 15 minutos y luego enjuaga la zona con agua tibia.

Vinagre de manzana

Otro de los remedios caseros más famosos contra las picaduras de pulgas es el vinagre de manzana. Para usarlo solo tienes que mezclar en un vaso una cucharada de vinagre con dos cucharadas de agua, empapa un algodón en la mezcla y aplícalo sobre las picaduras. Puedes repetir este proceso dos veces al día, verás cómo pronto se va la irritación.

Baños de avena

La avena es una de los remedios más efectivos contra las inflamaciones de la piel. En cualquier farmacia podrás encontrar polvos de avena listos para ser mezclados con agua tibia, o si lo prefieres también puedes usar copos de avena normales y corrientes. Si las pulgas te han picado en los pies, podrás meter estos en un recipiente con agua tibia y dos cucharadas de avena durante 15 minutos. Si las picaduras las tienes en el abdomen o en la espalda, tendrás que usar una bañera y, aunque el procedimiento es el mismo, sí que deberás usar más cantidad de avena.

Bicarbonato de sodio

Echa en un vaso una cuchara de bicarbonato y dos de agua, mézclalo hasta formar una especie de pasta y coloca esta sobre las picaduras de las pulgas. Cuando hayan pasado 15 minutos enjuaga la zona con agua fría y notarás en seguida como se calma la irritación producida por dichas picaduras.

Albahaca

La albahaca es una planta aromática que se usa mucho en la cocina para darle sabor y aroma a los platos, pero lo que poca gente sabe es que también se usa para tratar muchas enfermedades y dolencias, y entre ellas está la irritación producida por las picaduras de pulgas. Para ello tendrás que lavar un par de hojas de albahaca y después machácalas junto con un poco de agua, formando una pasta que deberás aplicar sobre la zona afectada. Deja el tópico de albahaca actuar sobre las picaduras de pulgas durante unos 15 minutos, aunque también lo puedes dejar más tiempo si lo cubres con una gasa.

Cáscara de limón

En esta ocasión meteremos una cáscara de limón en un cazo con agua, unos 200ml de agua. Pon a calentar el agua y la cáscara hasta que lleguen a hervir, entonces lo déjalo a fuego lento durante 5 minutos y después espera a que repose mientras se enfría. Entonces ya podremos aplicar el ungüento sobre las picaduras de pulgas usando un algodón o una gasa. Úsalo dos o tres veces por día, la picazón se aliviará al momento.

Coco

El coco es una fruta tropical que además de estar muy rica sirve muy bien para deshacer la hinchazón provocada por las picaduras de pulgas. Para ello debes extraer la pulpa del coco y mezclarla con algo de agua en un vaso. Mézclalo bien hasta formar una especie de crema, la cual deberás aplicar sobre la zona afectada. Déjalo actuar durante una hora y después enjuaga. Lo recomendable es aplicar esta mezcla de coco y agua dos veces al día.