Síntomas


Cómo identificar las picaduras de pulgas

Existen de picaduras a picaduras. Muchas veces te puede parecer difícil diferenciar entre una picadura de pulga a una de chinche o araña, por ejemplo. Por eso, te vamos a ayudar a identificarla, para que puedas poner el remedio requerido. Aunque no se dan muchos casos de picaduras de este insecto en humanos, cuando suceden suelen ser muy molestas.

¿Cómo identificar una picadura de pulga?

Sabemos que las pulgas suelen encontrar sus víctimas entre los animales. Así que, si tienes mascotas y suelen salir mucho a la calle o al campo, es posible que, a través de ellas, haya entrado, por lo menos, una pulga a tu casa.

Por lo general, es posible que no te percates de que tienes una picadura de este insecto, si es que hay solo un ejemplar en tu casa. El problema se puede acrecentar cuando se ha formado una plaga. Esto lo podrás ver reflejado en tu piel y en las molestias que suelen producir.

Los síntomas de que has sido picado por estos animales pueden ser muy parecidos a las picaduras de otros, como la chinche o la araña.

Mientras que la pulga produce un círculo rojizo en torno al sitio que te picó, a diferencia del chinche, podrás comprobar que en el centro del mismo hay un punto rojo. Esto explica que la pulga tiende a succionar la sangre de sus víctimas.

Otro detalle a destacar es la preferencia en el momento de actuación de ambos insectos. La chinche es nocturno, así que, por norma general, puedes comprobar sus efectos a la mañana siguiente. En cambio, la pulga puede atacarte en cualquier momento del día.

Por otro lado, mientras que la pulga muestra su preferencia por las piernas y pies, las chinches encuentran su mangar en brazos y cuello. Además, ten en cuenta que el chinche suele dejar hinchado el lugar que pica.

Con respecto a la araña, el efecto de su picadura aparece en forma de hinchazón. No suele presentar ningún problema, siempre que no pertenezca a una especie venenosa. Es posible que aparezcan dos puntos centrales que pueden portar un poco de líquido.

¿Cuáles son los síntomas de las picaduras de pulgas?

Uno de los rasgos característicos de las picaduras de pulgas es la tremenda picazón que producen. Pareciera que no aguantas sin rascarte un momento. Puedes verte grupos de entre tres a cuatro picaduras o que estas aparezcan en línea recta.

Rascarse es lo menos recomendado, ya que puedes producirte heridas que fácilmente tenderán a infectarse. Hay personas que tienen una especial sensibilidad a este tipo de picaduras, pudiendo llegar a sentir dolor intenso en la zona afectada. Se debe tener una mayor atención en los pequeños de la casa que, debido a sus bajas defensas, pueden experimentar mayores molestias e, incluso, alergia.

Alergia por picadura de pulga

La alergia hacia este tipo de insecto no suele ser muy común, pero en caso de que aparezcan ciertos síntomas, que vamos a enumerar a continuación, es necesario acudir a urgencias hospitalaria, explicando la sospecha a esta sintomatología:


– Si notas que hay un ligero hinchazón en labios y lengua.

– Si sientes mareo o falta de estabilidad.

– Tienes náuseas.

– Presentas dificultad para respirar.

– Tienes dolor en el pecho.

Posiblemente no hayas podido ver el insecto, pero es probable que, con las indicaciones que te hemos presentado antes, no tengas dificultad para identificar el tipo de picadura de una pulga. Siempre podrá ser corroborado por el médico.

El insecto invisible

Si te has identificado como víctima de pulgas, posiblemente no tengas idea de cómo son o dónde encontrarlas. Sinceramente, verlas no es nada sencillo. Poseen un tamaño entre uno y cuatro milímetros. Son de color oscuro, así que se camuflan perfectamente en cualquier rincón de la casa.

Además, debes tener en cuenta que son insectos tremendamente ágiles para su tamaño, ya que pueden llegar a dar saltos de hasta 50 centímetros de longitud, mientras que alcanzan los trece centímetros de altura.

En tu casa han podido haber entrado con la ayuda de tu mascota o de algún otro animal. También es posible que fuesen camufladas en alfombras o moquetas, ya que prefieren las superficies peludas y, ante todo, cálidas.

Deshacerte de ellas puede ser un asunto complicado y, posiblemente, requieras de especialistas para esa tarea.

Lo que sí puedes hacer es aliviar los primeros síntomas con la aplicación de hielo en las zonas afectadas, siempre envuelto este en un paño. Existen otros métodos caseros que puedes llevar a cabo, pero si no exterminas a estos pequeños animalillos, es normal que los remedios se queden insuficientes.

Recuerda que lo primero que debes hacer, al encontrarte una picadura de pulga en tu piel, es identificarla, para saber si realmente se trata de este insecto. Una vez localizado el problema, podrás continuar con métodos preventivos, aliviando a tus mascotas o librándote de alfombras sospechosas.